Guía para distinguir entre galán y patanazo.

patanes

Este post es uno de esos donde puedo poner mi experiencia directa. No están para saberlo, ni yo para contarlo (eso es mentira, sí estoy para contarlo o no tendría un blog) pero fui lo que el consenso de las mujeres del mundo tienden a llamar un “patán”. Habiendo sido un patán, uno tiende a decir ciertas mentiras para no comprometerse a una fecha, a una hora o inclusive a mentir sobre su posición geográfica para evitar ver a una chica. Esta información es muy importante pues así puede definir claramente las intenciones de un hombre antes que siquiera comience a mentirte sobre dichas intenciones.

Estás ahí sentada frente a él, su primera salida , secretamente nombrando a sus futuros hijos en tu cabeza mientras masticas la ensalada de espinaca con cebollín y queso de cabra que pediste para que tu acompañante masculino crea que tienes un apetito moderado. Él, galante como es, se excusa un minuto para ir al baño. En tu cabeza descontrolada, casi todos los detalles de la boda están siendo configurados en tu cabeza mientras el mesero te pregunta si quieres otro cóctel. Tú, te refrenas de pedir otro para poder estar semi sobria por si el caballero decide invitarte a su apartamento. De pronto el susodicho regresa a la mesa y su teléfono suena. El caballero te informa que un imprevisto acaba de ocurrir y debe irse pero que pretende continuar la velada en otra ocasión. Y jamás vuelves a saber de él.

Este es uno de los mejores escenarios posibles en cuanto a tratar con un patán se trata. Las estrategias y los movimientos pueden variar mucho en tiempos y espacios pero al final solo declaran una sola cosa:estás saliendo con un patán. Pero antes que te tires a llorar a la cama preguntándote qué hiciste mal en tu vida, aquí te pongo 6 tipos de hombre que son en realidad un patán y uno que otro tip para identificarlos.

1. El de la salida elegante. Hay muchos formatos de este patán pero por lo general es aquel tipo que se desafana de ti en cuanto tiene oportunidad. No es que una cita deba tener forzosamente sexo o forzosamente deben haber varias actividades durante la noche, pero vas a notar cuando la persona se quiere escapar rápido de una salida. Una variación más “patanesca” de este individuo es aquel que evita la salida con la mujer y solo quiere verla en su casa, medio ver una película que interrumpirá con sexo y después ni siquiera llegará a los créditos antes de huir de la escena.

2. El aplazador. Conozco a decenas de mujeres que están ancladas con este tipo de patán. Hacen la invitación: “¿No quieres ir a cenar?” Accede la chica en cuestión y le cancela de último minuto. Normalmente con asuntos de trabajo o cuestiones familiares. Esto puede ocurrir unas 5 a 10 veces depende del aguante de la mujer. Poco a poco va acortando la salida comenzando con cena, unos tragos, baile y después a la casa de alguno de los dos hasta que la mujer misma (8 de cada 10 casos) insiste en que se vean “aunque sea un rato en la casa” y ahí es donde se logra concretar la cita. En este caso debes aceptar que el tipo es un patán. Créanme que no hay un hombre en la tierra que no haría espacio para una mujer que le interesa.

3. Closet móvil. Esta clase de patán es normalmente el mentiroso patológico que tiene múltiples relaciones casuales y formales al mismo tiempo. Esta persona por lo general es muy pulcra, ordenada y difícil de alcanzar en términos prácticos. Lo que quiero decir con eso es que siempre tiene citas, horarios muy específicos y odia la improvisación. Normalmente este tipo tiene su coche como un closet ambulante con dos o tres mudas de ropa, zapatos, cinturones y amenidades de baño siempre disponibles para dormir en múltiples camas sin dejar huella de su presencia en otras camas. No te sientas muy halagada si deja cepillos de dientes, desodorantes o perfumes en tu casa, lo hace por motivos prácticos no por intimidad. Las relaciones con múltiples amantes no son mal vistas en mi opinión si todos los participantes saben como funciona el asunto, el problema es que este tipo de patán, nunca dice la verdad de sus andanzas hasta que una de las féminas descubre la farsa. Puede ser confundido con un hombre con problemas de intimidad pero en realidad este tipo no tiene problemas en comprometerse con una mujer, el problema es que lo hace con dos o tres.

4. El galán. Este es el arquetipo del patán, pero no lo puse en el top de la lista porque es más fácil ver a este tipo de patán que a los otros. Obviamente se distingue por su aspecto físico. Ya sea que trabaje en su cuerpo, su presencia o su virilidad, este patán siempre toma como prioridad única la imagen. Tus sentimientos verdaderamente no le importan y si se te acerca por lo “bella” que eres, te dejará por lo “loca” que estas. “El que cree en el amor a primera vista nunca debe dejar de ver” es su lema por lo que este hombre te dejará colgada si hay alguien que se vea mejor que tu y no entenderá tu obsesión ridícula con mantenerlo junto a ti una vez que ya no quiera nada contigo. Es el patán más superfluo y fácil de identificar.

5. La víctima. Este es un tipo especial de patán por que no parece patán. Este es el tipo al que todo le pasa. Cuando localizan a las mujeres más cariñosas, bondadosas y nobles se les tiran frente a ellas con todas las desgracias de su vida. Normalmente tienen trabajos con ingresos no muy seguros, historia familiar un poco oscura y con lo que aparenta ser una pésima suerte en la vida. No te dejes engañas amiga, este patán terminará viviendo en tu casa, comiendo tu comida, usando tus toallas y teniendo a sus amigos cada fin de semana en tu casa sin poner un centavo. Al principio son tiernos, comprensivos y comedidos, pero conforme pasa el tiempo terminan por consumir todo lo que tienes incluyendo tu tiempo, juventud y alma. Estos patanes no solo entran a tus pantalones, entran a tu casa y, noble como es la chica, no tienes el corazón de echarlo a su suerte. Si conoces alguien así o ya estas con alguien así, sácalo de tu casa y no vuelvas a dejarle entrar a tu puerta.

6. El camaleón. Este es el más peligroso de todos, principalmente porque no lo verás venir. Es aquel que te investiga por un rato, incluso hasta puede volverse tu amigo, hasta tu confidente. Pero solo esta buscando tus debilidades, tus sueños y anhelos. El se dedica a ver cual es la fractura por la cual pueden entrar a tu vida y, obviamente, a tus pantalones. Una vez que localiza la falla, se convierte en aquello que él cree que tu quieres mas. Pero este patán tiene una agenda detrás de esto. En realidad no está interesado en permanecer contigo, únicamente quiere obtener su meta, que generalmente no está relacionada con un matrimonio, una relación larga o cualquier tipo de compromiso. Únicamente quiere tener el orgullo de lograr su meta contigo. Te hará creer que muere por ti pero puedes identificarlo por acciones. Normalmente estos patanes hablarán mucho del amor por ti pero sus acciones marcarán la diferencia. Se verán muy complacientes pero cuando tocas un tema sensible te mandará por un tubo si no cedes tú a sus modos. Al final este patán te dejará y no verás ni media lagrima derramada por ti.

patan-o-galan

No es que puedas ser una víctima inocente ni digo que estos hombres también tengan el potencial de ser una pareja estable, pero sus patrones de conducta vienen de experiencias negativas con el sexo en general por lo que actúan con una forma defensiva al compromiso y al amor incondicional. Muchos se rehabilitan cuando maduran pero por lo pronto puedes evitarte lágrimas innecesarias si te encuentras a alguno de ellos invitándote a ir al cine.

Ojalá te sirva esta pequeñísima guía para identificar patanes, si te sirvió avísame en los comentarios.

2 Comentarios

  1. Anónimo dice:

    Conozco a un perfecto ejemplar del #5….gracias por compartir tus sabios conocimientos, y por haberme sacado del hoyo en su momento

    Me gusta

    1. Anónimo dice:

      Me alegro que haya servido la pequeña aportación que pude hacer en tu vida.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.